En mi bandolera llevo la primavera

KAWAKUBO ES COMMES DES GARÇONS

Y yo no quiero ser como un chico

En esta estación donde todo florece, también florece mi ilusión por poner en valor a las mujeres que me han hecho tal y como soy. E incluso a las que me han hecho como no soy. Una de ellas es Rei Kawakubo, la mujer de negro. La gran emperatriz de la moda japonesa.  El alma mater y la jefa de Comme des Garçons
Una mujer nacida en Tokio en 1942, que estudió Filosofía y Literatura, y que en los 80 puso de moda el negro. Un color que era entonces el color  de las viudas y las  abuelas. Aunque ahora nos parezca inverosímil.  Aún hay evidencias gráficas en los viejos álbumes de fotos tangibles donde damos fe de que entonces se llevaban los colores del parchis.  Esta japonesa, poderosa y reivindicativa con fama de ser una control freak que viste de negro por principios y que por los mismos principios nunca se maquilla, ha inspirado e influido lo suyo en mi generación.  Ella quiere ser como un chico, su marca lo grita. Pero no lo consigue, es una mujer. Una mujer culta, que piensa, que propone y que convierte sus 300 puntos de venta en todo el mundo (el 90% en Japón) en salas de exposición tremendamente contemporáneas donde sus prendas se exhiben al lado de las piezas de otros artistas (fotógrafos,video-creadores, escultores…) Sus asimétricos. sus rotos, sus descosidos su  estilo mendigo  resulta tremendamente atractivo para todas las hembras  que quieren manifestar su actitud independiente, libre y rebelde.  A mi me gusta el color, pero en los 90 mi armario era una tira de pantone con diferentes porcentajes de negro sobre gris. Ahora ya no hay moda, hay tendencias, ella ha influido en eso tanto como Steve Jobs. Kawakubo supo posicionarse, y todos la hemos visto.
Kawakubo  da a sus clientes  lo que necesitan y ellas compran siempre que pueden en Commes des Garçons. 
Kawakubo hizo de su marca su posicionamiento personal. Y aún lo hace.
Be Sociable, Share!