Reinventando el liderazgo

 

¿Se puede reinventar el liderazgo? Seguramente la revolución del nuevo modelo de liderazgo ya esta en la calle. Es una revolución cultural que afecta a hombres y a mujeres, pero en la que Ellas son las protagonistas.

Pese a que todos sabemos que la mujer influye en un 80% de las decisiones de compra, es evidente que en las empresas no están representadas equitativamente. En los comités de administración apenas hay un 10% de mujeres, y en muchos casos se alcanza esa cifra, merced a la las cuotas.

Hasta que en la Política y en la empresa las mujeres no estén debidamente representadas, la idea de investigación y desarrollo de muchas multinacionales queda en evidencia. Hoy no hay nada más enriquecedor para un negocio que el hecho de que este  inspirado y dirigido por modelos de pensamiento diversos. Y esa diversidad implica la forma peculiar y diferenciada que tiene un hombre y que tiene una mujer.

Afortunadamente en menos de 10 años esta revolución cultural que es patente en el mundo occidental ( oriente no nos sigue) hada irremediable que las mujeres accedan en un volumen considerable a los puestos de decisión y mando de instituciones y empresas. Este hecho afectará especialmente a todos aquellos hombres que no hayan sabido capacitarse para entender el idioma emocional de las mujeres.

Ellos van a tener a mujeres pares, empleadas y también a jefas. De como sepan interpretar sus gestos dependerá en gran medida su progreso profesional. Hoy todos y todas sabemos que en una carrera de éxito las competencias emocionales son tanto o más importante que las capacidades académicas o aptitudes laborales.

En el siglo XX muchas empresas fueron creadas por y para hombres, la mujer era solo una buena y a menudo económica mano de obra. Las mujeres debido a sus anclas culturales, y a su escasa capacitación en temas de gestión y dirección de empresa, a menudo hacían cuentas y les parecía más rentable quedarse en casa al cuidado de su hogar. Interpretando que su gen cuidador era prioritario a su gen profesional. Aunque ya metidos en el tercer lustro del nuevo milenio, este modelo es obsoleto, y muchas de nuestras líderes y universitarias ya han tenido madres profesionales altamente cualificadas, muchas empresas siguen ancladas en un modelo puramente masculino de gestión. La revolución como siempre viene de la mano del relevo generación.

Los millenniArs, ellos y ellas no tienen otra que ser bilingües en términos de género.

Al mismo tiempo las empresas tienen la oportunidad de reconocer y promocionar a ese nuevo modelo de líderazgo el femenino.

No dejéis de acudir al evento empresarial del año

www.ellassuman.comimages

Te sorprendera el precio 😉

Be Sociable, Share!