Chanel: LA VISIONARIA IRREMPLAZABLE

 

Pensaba acertadamente  que vestir a la mujer no era profesión de hombres.
Le dio a las mujeres la oportunidad de vestir de forma confortable. Fue la primera en incorporar el punto, los pantalones, el traje de chaqueta y las joyas falsas.

 

Coco Chanel es la mujer que más ha influido en el mundo de la moda.
Su vida ilustra la evolución de la mujer a lo largo del siglo XX, siendo ella misma una de las principales representantes de la la revolución femenina.  Cantante en su juventud, empezó en la moda como sombrerera. La moda le dio libertad, la convirtió en empresaria  capaz de desde la nada  (y merced a su talento y su trabajo) ser capaz de hacerse con una considerable fortuna personal.

 

¨Para ser irremplazable uno debe buscar siempre ser diferente”  COCO CHANEL

 

Como mujer activa e independiente, creó siempre pensando en ella misma. Ella fue su musa y su modelo. Innovó  con ropas y sombreros cómodos que permitan a la mujer moverse libremente, correr y hasta hacer deporte. INVENTÓ EL SPORTWEAR FEMENINO, el traje de chaqueta que  es el más copiado de la historia de la moda. En 1916 sus vestidos ya aparecen el el Harper´s Bazar. Y en ese mismo año se cortó el pelo haciendo alarde de libertad y decidida a influir y marcar lo que ahora llamamos tendencia.
Acostumbrada a llevar uniforme en el colegio donde vivió al morir su madre y ser abandonada por su padre, influyó para que las mujeres adoptarán el traje de chaqueta como uniforme  de las mujeres del siglo XX. Su innovación más radical fue el pantalón femenino ya en 1918.
 
Coco Chanel, precursora de la moda unisex, puso de moda broncearse y siempre quiso crear un estilo propio que la identificara. 
 
Su frase más conocida es la famosa ” LA MODA PASA, PERO EL ESTILO PERMANECE”
 
Fue la primera en poner en valor las joyas falsas, invento la bisutería con sus collares de perlas de fanasia al alcance de todas las mujeres.
 
Creó con un perfumista una línea de perfumes DIFERENTES: innovadores . Su conocido nº5 fue el primer perfume en incorporar elementos sintéticos. Los frascos añadían valor, con diseños súper minimal. El nº 5  se vanagloriaba de oler a sí mismo. De oler a  abstracto.  Y fué el primero con una firma la de LA MARCA PERSONAL de su autora.
 
En su madurez, se fue de la moda para volver con más de 70 años y volver a triunfar.

 

Murió en 1971, y en 1983, el alemán Karl Lagerfeld  fue contratado como director artístico de la marca. Personalmente creo que los genios son insustituibles. Y que esta costumbre de perpetuar las huellas de algunas marcas personales  esta abocada a desaparecer. La huella o el estilo es lo que parafraseando a la grandiosa Coco Chanel PERMANECE. Esa huella es irremplazable pero inspiradora. El reto es superarla o sencillamente ponerla en valor con interpretaciones y/o homenajes.

 

Be Sociable, Share!