¿Dónde están las mujeres? @onsonlesdones

Un 8 de marzo de 1857, un grupo de obreras textiles tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban.

En 1910, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

160 años después, un puñado de profesionales aún se manifiestan exigiendo mayor visibilidad.

Si es una verdad aceptada que aprendemos con el ejemplo, es imposible educar en igualdad si esa igualdad no es visible.

¿DONDE ESTAN LAS MUJERES?

Sonia Herrera es la portavoz de un colectivo catalán que exige a las instituciones que no den es ni un euro más de dinero público a los medios que infrarepresentan a las mujeres.


@onsonlesdones

– ¿Con qué frecuencia es una mujer la que reclama a un experto en lugar de a una experta?

La mayoría de veces ya que en los espacios de opinión los hombres están sobrerepresentados en la mayoría de los campos y és más fàcil “tirar de contactos” que se tienen que emplear tiempo en buscar expertas.

– ¿Tienen miedo las expertas a salir en los medios o destacar?

No hablamos de miedo propiamente dicho si, de posible falta de confianza generada por la propia sociedad. Si no se ‘encuentran’ mujeres, es por las inercias organizativas de los propios medios, que tienen fuertes sesgos de género – a quién tienen en cantera o en sus agendas, la atribución de mayor ‘autoridad’ a los hombres, el modo en que se organizan los debates, etc. La sociedad patriarcal educa a los hombres en la sobreconfianza y a las mujeres en la infraconfianza y las prácticas organizativas de los medios refuerzan esta distribución de la confianza.

– ¿Por qué es tan importante la paridad?

1. Se trata de una cuestión de justicia: No existe ninguna justificación para la sobrerepresentación masculina. Las mujeres somos el 51% de la población.

2. Impacto simbólico: La presencia en un espacio determina el sentimiento de pertinencia y el significado social de ese espacio. Si un espacio está copado por hombres, se genera un imaginario colectivo, tanto en hombres como en mujeres, que las mujeres no pertenecemos a ese espacio y que tenemos menos autoridad o legitimidad para ocuparlo. Las mujeres nos quedamos sin referentes.

3. Impacto sustantivo: La presencia afecta los temas sobre los que se discute. Mujeres y hombres tenemos intereses y experiencias vitales diferentes, ya sea por razones biológicas o culturales (el género no deja de ser una construcción social). Si no se está presente, predominan sólo las concepciones de los hombres y se invisibiliza la voz de las mujeres.

– ¿Como podemos animar a las mujeres a “aparecer” o mejor dicho a pelear por aparecer?

Es mala praxis profesional sobrerepresentar a una parte de la población y ningunear las opiniones del resto. No se trata de ‘oferta’ (cantidad de mujeres disponibles) sino de demanda (a quién reclutan/invitan los medios).

-¿Qué hace la administración pública al respecto? 

En Cataluña, la Ley 17/2015 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres mandata la paridad en los espacios de opinión de los medios de comunicación, especialmente de aquellos que reciben subvenciones públicas. No sólo los medios públicos las reciben sino también los privados – con elevadas cifras de gasto en publicidad institucional. Exigimos que se cumpla la ley: ni un euro más de dinero público a los medios que infrarepresentan a las mujeres.
Publicado parcialmente  en la revista El Publicista 

Be Sociable, Share!