¿Conoces a Michael Kimmel?

El reclutador de hombres pro igualdad de género

image

Como diferencióloga se que las marcas personales que triunfan son las que encuentran un hueco en la mente de los otros gracias a sorprender su inteligencia con algo que les hace “distintos” ese es el caso de Michael Kimmel, un tipo que está consiguiendo lo que ninguna mujer hubiera podido conseguir nunca: implicar a los hombres en el concepto “igualdad degenero”
Cuanta Kimmel, que el pasado siglo, mientras daba clases en su universidad, un grupo de alumnos le preguntó por qué con tanta literatura feminista en auge, en aquella época, no había ningún curso universitario, que versara sobre esa materia. Él les sugirió hacer un grupo de estudio y eso hicieron. Un día cuando salieron las 9 mujeres del grupo y él a debatir cenando, dos de las mujeres empezaron a enzarzarse en una conversación sobre la fraternidad femenina y la equidad entre la forma de ver el mundo de todas las señoras, una de ellas era negra, y discrepó de su congénere preguntándole que veía cada mañana al levantarse y mirarse al espejo. La blanca contestó que a una mujer, mientras que su interlocutora respondió que ella veía una mujer negra. Este hecho que tenía repercusiones sociales, puso en evidencia que lo que la blanca no había visto era SU PRIVILEGIO, un detalle que llevó al probablemente joveve Michael a darse cuenta que él, como tantos otros hombres, no había sido capaz de ver el privilegio de ser hombre, ya que para quienes los disfrutan los privilegios son invisibles.
En este significativo hallazgo, ha basado Kimmel gran parte de su trayectoria profesional convirtiéndose en reclutador de hombres para la causa de la igualdad de género. En sus conferencias este chico listo hacer referencia a que cuando los varones ven a un orador hablando de igualdad piensan “por fin una opinión objetiva”, porque indefectiblemente parece que un género excluye al otro. ¿Alguno de vosotros cuando se mira al espejo ve a una persona? El congreso Ellas Suman del pasado abril, demostró que aún hay mucho que aprender sobre bilingüismo de género.

Y digo vosotros, porque aunque os lo prohíba, se que alguno pica el cebo y lee mi columna. Quedó de manifiesto en la fiesta que ofreció la Escuela Superior de Publicidad para celebrar su 15 aniversario, cuando más de un colega me acuso de “feminista” ¡A mi que adoro a los hombres, que los admiro y con quien tanto comparto…! El feminismo queridos y queridas no ha hecho otra cosa que liberar a los chicos. Por eso hay tantas señoras machistas.
Pese a que la historia ha otorgado privilegios a los hombres heterosexuales blacos, sanos, fuertes, cultos y ricos, en nuestro campo sabemos que esa forma de contar la historia es propaganda y que hoy ser buen padre, compartir tareas y ejercer libremente tu orientación sexual tiene recompensas. Kimmel juega en su campo. Conoce a los hombres como hombre lo que le autoriza a hablar de masculinidad en primera persona. Por eso le didico este artículo porque la maculinidad mola. ¿Eres tu el Kimmel español? Si es así: ¡habla!. Da un paso al frente. Te forrarás como ponente-reclutador pionero en lengua española. ¡ Casi nada !
Chicas no estamos solas, estamos con ellos. Las personas somos ELLAS, femenino plural. Apoyemos a los Kimmel de casa.

Las mujeres no son una amenaza para los hombres ni viceversa. Juntos sumamos y nos complementamos. A menudo, el lenguaje y las ideas preconcebidas son barreras que hay que salvar. Kimmel juega con ello: “Un coche en el que viajan un padre y un hijo sufre un terrible accidente, el padre muere el acto y el chico queda gravemente herido. Ya en el hospital el cirujano que ha de atender al muchacho, le dice a su enfermera. No puedo atenderlo. Es mi hijo”. Hoy todo es posible. Somos publicitarios, marketeros, creativos … en nuestra tarea diaria seducimos con la realidad soñada, que no es solo verlas a ellas lavando el coche y a ellos dando biberones. o quizás si… Segun Michael la recompensa es entre otras cosas más sexo.

No esta tan mal.

IMPORTANTE: Sin duda Michael Kimmel ha sabido DISTINGUIRSE , de este y otros tipos de distinción hablo en mi libro Distinguete y te distinguirán . No dejjes de leerlo . Puedes comprarlo en librerias y en las principales plataformas de venta de libros online.

Entrea en millenniArs.com

Be Sociable, Share!