Marta Insausti

CEO Escuela Superior de Publicidad

ENTREVISTA

Marta Insausti  es  CEO de la Escuela Superior de Publicidad entre otras muchas cosas. Estudió informática (Analista de Sistemas) cuando  aún nadie sabía de que iba eso así que inmediatamente la contrató   la Bolsa de Madrid.  Tras siete años  paró para avanzar en otras áreas, se fue a vivir a Londres y tuvo a sus hijos, tres años después volvió a Madrid y empezó su carrera como líder de empresas de formación

Como tal lleva 15 años. Desde su posición ha visto  cómo ha evolucionado el oficio de hacer anuncios y ha contribuido a enseñar a muchos profesionales a saber vivir de sus ideas.

Primero , antes de Bolonia, – a petición de los empresarios del sector, sin la competencia de los grados oficiales cada vez más enfocados a las necesidades de nuestra industria, y después innovando e impulsando nuevas salidas profesionales como la internacionalización o la creación de aplicaciones Web y multiplataforma.

A lo largo de nuestra conversación Marta compara la Revolución Internet a la

Revolución Industrial y desde su perspectiva en el centro de la oferta y la demanda de personas capaces de estimular el consumo y generar intercambio responde a mis preguntas derrochando buen criterio.

Marta inicia un nuevo curso con la certeza de que el cambio de paradigma aún crea incertidumbre pero también con la seguridad de que en el nuevo escenario de la comunicación comercial todos pueden aprender a encontrar su sitio. Hay espacio para todos. No hay que resistirse al cambio. El cambio es lo único constante. Hay que hacerle frente con asertividad y conocimiento.

R.F. ¿Qué mueve a la juventud a seguir queriendo estudiar Publicidad a pesar de las malas noticias en cuanto a posibilidades laborales?

M.I. La profesión suma dos perfiles muy diferentes, el negociador, próximo a carreras como Marketing o ADE y el creativo más afín con la dirección de arte o la creación gráfica o Web. Los jóvenes no tienen muy claro en que consiste el día a día de la profesión y aún sigue habiendo muchas lagunas en la orientación profesional que reciben en el Bachillerato. No obstante el oficio  sigue siendo muy atractivo y tiene una gran demanda. El principal inconveniente es que a día de hoy la carrera de un publicitario es tan corta como la de un deportista. Las empresas aspiran a contratar a gente que haya nacido en la era digital y muchas veces los profesionales de 40 años ya se consideran obsoletos.

R.F. ¿Qué pasa con la formación continua?

M.I.  La formación continua es necesaria en todos los sectores, más aún en el nuestro. Muchos de nuestros alumnos de formación continua son mayores de 40 años y lamentablemente están en el paro. Las empresas deben comprender la importancia de la experiencia y ponerla en valor. También los clientes deben pedir experiencia y pagar por ella. Antes al convivir diferentes generaciones el equilibrio entre experiencia y audacia era mayor y el resultado final era más equilibrado y también más brillante.

R.F. Los gobiernos Europeos hablan de la formación en las empresas. El viejo modelo del aprendiz. Se me antoja como un retorno al pasado. O como la necesidad de poner en práctica ese nuevo proverbio tan de moda hoy en día de cooperar en lugar de competir. Recuerdo que mi generación (Baby-boom) aprendió el oficio  como juniors al servicio y tutela de seniors.¿Vuelven esos tiempos?

M.I.  Realmente sí, aunque se llamen emprendedores en vez de autónomos o formación Dual y contratos de formación, en vez de aprendiz. Se lleva lo “Vintage”.  Hoy, como ya te he dicho no hay muchos seniors.  La situación es tan precaria que transmitir conocimiento se ha convertido en una salida profesional.

R.F ¿Habrá que ordenar y poner en valor la formación o es mejor no poner vallas al campo?

M.I. Sin lugar a dudas la publicidad no está en valor, dentro de las Cualificaciones Profesionales, no existe la familia profesional de Publicidad, se enmarca en imagen y sonido, a partir de aquí empiezan la mayoría de los problemas a nivel de las instituciones de educación y empleo para el reconocimiento del sector.

R.F ¿Qué opinas del ejercicio libre?

M.I. Muchos de nuestros ex-alumnos trabajan como autónomos y cooperan entre sí. Es un modelo que esta funcionando con resultados acordes con los tiempos que nos toca vivir.

Si de verdad se fomenta la emprendeduría y se apoya a los pequeños y medianos empresarios el intercambio de servicios generará nuevas oportunidades y mayor volumen de trabajo para el sector. Siempre vamos a necesitar contenidos y notoriedad. Además hoy el mercado es global, y hay que trabajar en esa dirección.

R.F. Como especialista en Personal Branding me interesa saber la formación que reciben los estudiantes de publicidad en este campo y qué nivel de reputación o autoanálisis se les exige

M.I. Uno de los objetivos de la Escuela es que los alumnos elaboren a lo largo de los estudios su Book como marca personal, se les enseña a que no sea un montón de trabajos, sino que le dediquen toda la atención, porque si no se saben vender ellos difícilmente podrán vender a otros.

 

Be Sociable, Share!