Un puñado de chicas malas

Vaya, no estoy sola. Por ahí en el ciber hay un montón de chicas malas, que piensan. Luego existen.  Así que ánimo ya falta menos para que los floreros lleven otras flores. Las rosas y las margaritas son cool. Pero que no pase nada si a los narcisos y jacintos, también se les da un papel ornamental. Cada día somos más las guapas y listas que además de emprender hablamos, y lo que decimos lo decimos en femenino. Y con los labios pintados del color más trendy. Si nuestro sueldo es imprescindible para pagar la hipoteca, que nuestra presencia también sea imprescindible en todos los foros. Empezando en casa del Papa Paco. Por fa si hay por ahí alguna de esas monjas buenas que saque pecho.
Be Sociable, Share!