la foto-1De fruta madre

Hacer bien las cosas tiene sus compensaciones. No es fácil, hace falta mucha paciencia, mucha tenacidad y el propósito de ser primero los mejores, y a consecuencia de ser los mejores conseguir ser valorados y obtener beneficios.  En Aragón estas virtudes son culturales, por eso casi no presumimos de ellas. Como ya saben los que me leen, vivo en el Bajo Cinca, una comarca emprendedora y próspera. Esta semana los agentes de desarrollo han organizado un taller de donde todos los sectores implicados (agricultura, industria, turismo, servicios avanzados, educación, cultura..) hemos participado con la ilusión de hacer que ocurran cosas que mejoren nuestro presente y nuestro futuro.  Sabemos que nos queda mucho por hacer, pero tenemos buenos cimientos. Recursos humanos, la generación de profesionales mejor formados de nuestra historia, recursos naturales, y algunos ahorros de familias prósperas que creen en sus descendientes. Nuestros campos producen buena fruta y buenos cereales, aquí se  inventa maquinaría agrícola innovadoras que gana premios en todo el mundo. Empezamos a tener restauradores de renombre, arquitectos de vanguardia, galeristas, animadores culturales…

Hemos de aprender a coopetir, o lo que es lo mismo, cooperar entre competidores para pedirle a nuestros políticos, que sumen y que no dividan en cada cambio de turno electoral, para dar continuidad a los proyectos y  remar todos en la misma dirección. Hemos de aprender idiomas, además del catalán que por aquí dominamos, el inglés y el alemán, porque tenemos un pantano en Mequinenza a donde no paran de llegar pescadores ricos de la Europa central  para pescar  sirulos o estudiantes de Cambridge y Oxford dispuestos a entrenarse para sus famosas regatas.  Disfrutamos  del único parque natural de clima continental del continente además de un magnífico paisaje fluvial lleno de barrancos y contrastes. Aquí no hay playa pero tenemos un plan.  Y lo mejor de todo, unos líderes que están preparados para impulsarlo.  La sociedad civil al timón de su futuro apoyada por las instituciones. Como dijo Jaime de Armiñán en la Gala de los Goya ¡Viva Aragón y viva la jota! Aquí en el Bajo Cinca la calidad se nota. Pasen, paren y vean.

Reyes Ferrer. Impulsora de Aragón Tiene Talento.

 

Be Sociable, Share!